19.10.11

la quejica

Me quejo de que estoy 12 horas afuera de casa solamente para ir, trabajar y volver.
Que es mucho.
Que el dia se me acaba demasiado rapido. Chino, ocio, cena, baño y a la cama.
Que además a mi me gusta la mañana & la tarde. No quiero el ocio en la noche; quiero merendar, quiero desayunar, quiero ir a tomar mate con la gente que quiero.
Que extraño trabajar desde mi casa.

Omito que hago el commute en auto y que las 2 horitas que paso en él las transcurro escuchando noticias del mundo en mi ipod, tratando de que el inglés entre por ósmosis.
Omito doblemente, decir que lo disfruto muchísimo.

En el afán quejoso, no distingo el público y sigo. Y repito la cantinela frente a quien trabaja para mí, en mi casa.
Hasta que hago click y me doy cuenta. Y le digo "pero que te voy a contar a vos, que debes estar incluso más de 12 hs afuera".
Y me cuenta ella, con la sinceridad y la alegría y la energia que la caracteriza, lo que yo ya sé.
Que trabaja mucho, muchísimo, para que sus hijos no tenga que hacerlo y poder dedicarse al estudio; porque ella y yo bien sabemos lo sacrificado que es trabajar y estudiar. (Hay que tener mucha fuerza de voluntad, le digo. Es un don que yo no tengo. Tengo otros; ese no.)
Que ella no pudo hacerlo, pero al menos intenta que sus hijos puedan. Y que por eso, despues de trabajar mil horas, de ocuparse de su propia casa, cansada y sudorosa se pone a coser a medianoche; para inspirar al hijo -futuro doctor- de que hay que seguirle dando.
Se le llenan los ojos de lágrimas y me cuenta que su hijo le manda mensajes de texto y un "gracias Ma" cada vez que rinde un examen y un "vos sos muy buena, mamá, conmigo" el día de la madre.
Derivo por la tangente para no derrapar.
Y entonces me acuerdo que tambien tiene una hija, que no pudo traerse consigo al principio; que cuando pudo, la hija decidió que no, que mejor no.

Mierda, pienso.

Y me meto mis quejitas burguesas en el ocote, me baño..y me pongo a laburar un poco más.

No hay comentarios: