27.10.11

automensaje XXXI

La esencia del aburrimiento se encuentra en la búsqueda obsesiva de la novedad.
La satisfacción yace en la repetición llevada a cabo como si de una meditación se tratara: completamente presente, descubriendo la interminable riqueza de las variaciones sutiles de movimientos familiares.

No hay comentarios: