14.9.11

Muerte en Teheran

Un persa rico sorprendió a un joven criado suyo intentando robarle un caballo.
El persa lo sorprendió y le pregunto por que lo hacia.
Este le contesto porque se le había aparecido la muerte y lo había amenazado.
El persa rápidamente le dio dos caballos y lo mando hacia Teherán.
Poco después el amo se encontró con la muerte y le preguntó por que había amenazado a su criado, a lo que la muerte contestó:

“No lo amenacé, solo mostré mi asombro al verlo aquí cuando mis planes eran verle en Teherán esta noche.”

No hay comentarios: