19.7.09

Arrabalera


video
Se dice de mí,
se dice de mí.
Se dice que soy fiera,
que camino a lo malevo,
que soy chueca y que me muevo
con un aire compadrón,
que parezco Leguisamo,
mi nariz es puntiaguda,
la figura no me ayuda
y mi boca es un buzón.

Si charlo con Luis, con Pedro o con Juan,
hablando de mí los hombres están.
Critican si ya, la linea perdí,
se fijan si voy, si vengo o si fui.

Se dicen muchas cosas,
mas si el bulto no interesa,
porque pierden la cabeza
ocupándose de mí.
Yo se que muchos me desprecian compañía
y suspiran y se mueren cuando piensan en mi amor.
Y más de uno se derrite si suspiro
y se quedan si los miro resoplando como un ford.

Si fea soy,
pongámosle,
que de eso aun no me enteré,
en el amor, yo solo sé
que a más de un gil, dejé a pie.

Podrá decir, podrán hablar,
y murmurar, y rebuznar,
mas la fealdad que dios me dio,
mucha mujer me la envidió
y no diran que me engrupí
porque modesta siempre fui.
Yo soy así

Y ocultan de mí,
ocultan que yo tengo,
unos ojos soñadores,
ademas otros primores
que producen sensación.
Si soy fiera se que, en cambio,
tengo un cutis de muñeca,
los que dicen que soy chueca,
no me han visto en camisón.
Los hombres de mí critican la voz,
el modo de andar, la pinta, la tos.

Critican si ya la linea perdí,
se fijan si voy, si vengo, o si fui.
Se dicen muchas cosas,
mas si el bulto no interesa,
porque pierden la cabeza
ocupandose de mí.

Yo se que hay muchos me desprecian compañía,
y suspiran y se mueren cuando piensan en mi amor.
Y más de uno se derrite si suspiro
y se quedan si los miro resoplando como un ford.
Si fea soy, pongamosle,
que de eso aun no me enteré
en el amor, yo sólo se,
que a más de un gil, deje de a pie.

Podrán decir, podrán hablar,
y murmurar, y rebuznar,
mas la fealdad que dios me dio,
mucha mujer me la envidió.
Y no dirán que me engrupí
porque modesta siempre fui.
Yo soy así.

Se dice de mi, por Tita Merello

17.7.09

player options_

La revelación vino de la pantallita del ipod.
El juego que emperradamente jugaba me daba dos opciones: start again? o play new game.
La diferencia es volver a jugar con las mismas cartas o repartir de nuevo, desde cero.
Play new game.
Play new game. Play new game. Play new game.

Después de jugar la partida numero 500 con la opción "play new game", me aventuré con "start again" y los resultados me hicieron cambiar de idea.
Jugué con las mismas cartas, pero esa vez gané.

Y ahí entendí.
Que una persona puede reproducirse en una nueva generación repitiendo los factores (mismo barrio, misma escuela, misma cultura, similar educación) pero los resultados podían ser distintos cada vez.
Hasta entonces, estaba convencida de que los que se mudaban a pasitos de la casa de los padres, no fantaseaban siquiera con cambiar de barrio, tenían hijos que mandaban a su misma escuela, salían a pasear por las mismas cuadras y les ponían a los menores las mismas anteojeras que ellos portaban eran poco más que carne animada, que reproducían sin fin la mediocridad y la miopía.
Mentíria si dijera que dejé definitivamente de pensarlo. La diferencia es que ahora tengo algo de fé en esos clones.

A lo lejos se escuchaba el ruido sordo del derrumbe de otro prejuicio.

15.7.09

life

Irma Pelotas

Irma Pelotas es mala, dicen.

A sus casi 50, mientras fuma sus cigarritos negros y se pinta las uñas de colores nacarados, mira pasar la vida desde el mismo cuarto donde adoleció.
Afirma que todavía tiene colgada en la pared su foto de graduación y en el placard, sus catsuits ochentosos de cuando era joven y turgente.
Jamás abandonó a su madre como sí lo hizo su padre. Y ahora la ve envejecer a diario, a veces queriendo que no suceda, a veces queriendo que sí.
No se casó ni formó pareja estable, pero sí fue amante de un atorrante. Igual, Irma Pelotas conserva la inocencia y el candor de una chica de 15, aunque nadie lo crea. Yo la conozco y doy fe.
Cuando Irma nació, su madre cercenó de entrada sus ambiciones de individualidad: "Se llamará Irma Pelotas, como su madre".
La señora, enamorada, abandonó su apellido por el de su marido, el Sr. Pelotas. La hija lo heredó.
Cuenta graciosa, Irma Pelotas la hija, cuando ambas coincidieron en un aeropuerto y el muchacho del garito no las dejaba pasar.
"Las dos somos Irmas Pelotas", dijeron al unísono y unánimemente se ofendieron.
Irma Pelotas la madre, sacó el comentario en un almuerzo una vez, de que cuantos años tendría ya el nieto Pelotas que consensuadamente abortaron. "18", dijo Irma la hija, "pasame la sal".

Irma Pelotas es mala, dicen, pero yo no lo comparto. Mide el mundo con la regla maltrecha que le dieron y vé en los demas lo que no soporta en ella.
En un momento no la entendía, luego me fastidiaba, finalmente capté la esencia y trate de interpretarla según el prospecto adjunto. No me genera rechazo, sino compasión.

No tuvo hijos la hija y dice la naturaleza que ya no los tendrá.
Se extinguirá la estirpe de las Pelotas y se llevaran con ellas, en un tupper, los porques de tanta saña y rencor.

9.7.09

fast food.2

fast food.1

reborn

Polalaroids cambió la piel.
Sal del reader y ven a ver!

Sia

Bálsamo para los oídos.
video