30.4.09

Movimiento Obrero

La reivindicación de la jornada laboral de 8 horas fue un hecho que derivó de una huelga revoltosa, iniciada precisamente un 1° de mayo.
Deberíamos hacer un update digno de este siglo y salir a cacerolear pidiendo jornadas de 4-6 horas.

Mis salutaciones a todos aquellos que la sudan a diario.

28.4.09

un día..



..nunca mas digo un día.

24.4.09

bite, bit, bitten

Confieso que miro los dientes casi antes que los ojos. Que sé con frenético fanatismo las miserias dentales de mis conocidos, familiares y amigos.
Que prejuzgo a partir de eso: a esos dientes verdosos jamas me les arrimaría con un beso y a esos otros, partidos, jamas los dejaria temblar cerca de mis zonas pudendas.
Me imagino como serían los dientudos con un maxilar mas retraído y me pregunto si esas paletas horizontales no haran un piquete al almorzar.
Recuerdo a la gente por sus molares y le doy handicap positivo a los que tienen un bonito morder.
Que tontería!
Pero la mirada va mas rápido que el cerebro, y ahi estoy de nuevo, caratulando a la gente a través de su sonreir.
Se me antojan personas de no fiar los que tienen un automóvil de lujo pero ostentan soberanas ausencias en su frontón odontológico.
Y debo confesar también que me enorgullezco de los míos, tan brillantes y parejitos.
He tenido suerte, es cierto. La biología no pregunta a la hora de repartir las piezas.
Pero, suerte o no, los mostré contenta cuando me apodaron perlas en honor a ellos.
Las pequeñas frivolidades como ésta colaboran para hacer los días mas amenos.

22.4.09

define:dissapointment

Narcisa

De vez en cuando caigo en la cuenta de que soy parte de lo mismo de lo que me quejo.
No tiene nada de encantador ni de especial ser una mujer joven, que trabaja en una empresa extranjera, que paga su hipoteca, se atasca en el tránsito y tiene un gato.
Deben de haber, en este mismo momento, millones de casos iguales que también estan esperando que hierva el agua para el té.
Como las tiras de muñecos de papel, unidas por las manos, cortadas por la misma tijera.
Me indigna saberme tan promedio. Y entonces pienso que, como en las películas, estan los actores principales y estan los extras.
Estarán entonces, los que hacen descubrimientos científicos, los que construyen puentes que unen riberas, los que piensan y actúan con lucidez e iluminan al resto.
Y estarán también los otros, que como yo, cumplen con su vidita de fotonovela.
"no hay mucho mas que esto, hay que resignarse", dice mi gurú.
Y yo digo que no, que no puede ser, pero no encuentro a nadie que me diga lo contrario.
A veces pienso que fue un tremendo error hacerme creer que era brillante, que porque 9 y no 10, que vos podés más, que esto para vos es una pavada, que vos podés cualquier cosa, que a la unica que le falta convencerse de mi genio es a mi misma.
Patrañas.

Quien te crees que sos?, me espetaron.
Y tenian razon.
Cuando dejo de lado todas esas veleidades, de repente me encuentro con que soy capaz de sonreir y de bailar un poco de cumbia y de hacer -sin resoplar- la cola del supermercado para comprar un poco de queso.
Y la uniformidad me apacigua y retomo el optimismo, por una temporada.

A tomar por culo

Puede repetir, profesor?

estructura y superestructura

En alguna clase de historia, economía o sociología (o en todas) alguna vez me explicaron los conceptos marxistas de estructura y superestructura.
La idea me quedo vagamente y no podría reproducirla; tan solo tengo un barato apunte mental: el armazón de hormigón armado de una sociedad son sus condiciones (económicas, fisicas). A partir de eso, se construye una superestructura filosofica, social y etcéteras que necesariamente guarda una intrínseca relación con lo que le dio origen.
El punto aqui es que permanentemente le pongo este rótulo (estructura y superestructura) cuando me topo, en la vida real, con algunas situaciones -aunque no tengan nada que ver con el concepto del pobre Karl-.
Gente que madruga para trabajar, que resta tiempo a sus placeres para ganarse el sustento, que se involucra y hace carne las responsabilidades que le tocan: Estructura.
Gente que teoriza durante horas pero despues no hace nada, que no se compromete, que emite juicios de valor sin estar informado, que esquiva el bulto: Superestructura.

El "bluff", toda esa crema chantilli con la que decoran las palabras, y los discursos con vueltas que esconden su falta de contenido: todas cosas que me exasperan y con las que definitivamente no comulgo.

Los puntos sobre las íes y las cartas sobre la mesa. Así juego yo.
Pero el mundo no funciona así. Se tejen alianzas, se debaten nimiedades, se miden las partes y se miran de reojo.
Y cuando estos teóricos que no la sudan se ríen con impunidad de los que sí lo hacen y deciden con liviandad sobre su futuro, mi rictus se tensa y solo puedo pensar en llegar a casa, para maldecir en voz alta y echar un par de lágrimas para lavar esa sensación de sentirme tan ultrajada.

19.4.09

Coherencia interna

Si soy más que una mera empleada, no hay razones para poner eso en los cuadraditos que piden mi ocupación.
Poeta, artista y otras variedades -ciertas o no- me han parecido opciones más felices.
Me relamo cada vez que tengo la chance de completar un formulario.

Multiple choice

No me cierra que en el lapso de esta vida, solo pueda desarrollar un único papel.
También quisiera ser curadora de una galeria de arte, profesora de algún idioma, diplomática, filósofa, diseñadora industrial, paisajista, tal vez arquitecta y estudiante de historia. Poner un café chiquitito, con toldo a rayas rojas y blancas, y pasar el dia sirviendo té de colores y café con humito.
Vivir en Paris, Montevideo, Madrid y en algún lugar con montañas de fondo. Repetir Buenos Aires.
Probar todas las combinaciones sexuales y civiles posibles.
Pero un papel no es solamente cursar los estudios respectivos: es también tener amigos acordes, moverse en ciertos ámbitos, hablar en una jerga específica, reirse de chistes internos, enfrentar problemas que otros no tienen y festejar situaciones que no atañen a los distintos.
Considerando que desarrollar una habilidad, adquirir un oficio y crecer en una profesión son cosas que llevan bastante tiempo, las posibilidades se acotan y parece entonces que hay que medir muy bien los tiros, porque las opciones son muchas y la polvora escasa.
Se entiende entonces que envidie secretamente a los que saben desde el principio que es lo que quieren y, cuando lo logran, no quieren mas cosas y planean ser felices con eso hasta el fin de los dias.

Afortunadamente, estoy donde queria. Pero también querría estar en otros lados, haciendo otras cosas, al mismo tiempo.
Y es tan intensa la sensación, que la alegria de estar se confunde con la desdicha de no hacerlo.

18.4.09

Julia

Mi cerebro empapelado con imagenes de parís e italia en motorino tuvo que volver de urgencia del viaje de irrealidad en el que estaba flotando.
El exceso de azucar que provocó la amputación de sus miembros no hizo que esta muerte fuera mas dulce: la madre de los del fondo, mi vecina, se fue para siempre del barrio y de mi vida.
Un segundo sin aire, mientras interpretaba la noticia.
Un té con olor a hierbas y silencio, para acompañar la sensación que me invadió.
La imagen dolorosa de los hijos en fila y los azulejos cuadrados del lugar donde la lloraban.
Ropa negra, de cualquier estacion. Un sobretodo negro en un dia soleado. Un agradable respeto por las formas que hace rato no veía.
Empleados de la casa funeraria mirando la hora con gesto de fastidio.
La madre de ellos en el cajón, la mia a mi lado todavía.

Todo eso ví, antes de ver el nombre en letritas blancas sobre fondo negro y darme cuenta que nunca habia sabido hasta entonces el nombre de esta mujer, más allá de su apodo.

13.4.09

Wish

A veces digo que en algún momento de esta vida, voy a tomarme un año sabático y que me voy a ir a recorrer Italia en motorino, de sur a norte, con moncheri.
El es más pragmático y dice "motorino? que incomodidad! mejor tendriamos que alquilar un auto.
Y ademas ninguno tiene licencia para moto".

Y yo insisto que no importa. Que aprendo, que saco la licencia, que compro una moto acá y la hago cruzar el océano en barco..o me compro una alla.
Y la sensatez insiste: con que plata? Y cuando volvemos que hacemos? Sin pan y sin trabajo, vamos a volver a estar en pampa y la via .
Y entonces me olvido de la idea por un tiempo, hasta que me olvido que me olvidé y vuelvo a plantear lo mismo.

9.4.09

voilá!

La felicidad es un crêpe de chantilli y chocolate, justo debajo de la torre eiffel.
Y tiene un nombre y es el mio.


Seguramente los nuevos programas de mensajería tengan la habilidad de recordar mucho para que la gente pueda olvidar enseguida.
Pero a mi no me importa, porque uno de los mensajes que más me gustó mandar, está incorporado a las rayitas de mis huellas digitales y -sin repetir y sin soplar- la neurona numero 986.523 hace sinapsis con la 24 y se suceden las reacciones eléctricas como rayos en una tormenta y los dedos apuntan y disparan, como en una trinchera, a las teclas que vuelven a formar una y otra vez, las palabras que definieron tan bien aquel estado de ánimo.

Y ahí lo tenés de nuevo.

Corrupción de menores

Postales de Venezia

Fui, me colé en un vaporetto, me saqué una foto entre las palomas y la basílica de fondo, le pagué con una sonrisa al guía de la excursión en Murano que me hechó un piropo ante el resto de la comitiva y cené tallarines sin queso en un plato de plástico en un bolichón cerca de la estación.

Pero antes, me despedí del bosnio con el que mantuve una charla sobre temas que ya no recuerdo, pero que seguramente -de alguna manera u otra- giraban en torno a la guerra que lo había convertido en desertor y que justificaba su presencia ahí, escapando ya no de la milicia pero sí de la miseria que el enfrentamiento armado habia dejado en su tierra.
Me recomendó ampliamente que leyera el *libro verde de Sarajevo*, del que nunca encontré todavía la referencia precisa, pero que siempre estoy buscando.

Y que estudie, que no deje de estudiar. Que aproveche la educación universitaria gratuita que mi país ofrece. Que el no tenía ese privilegio. Que yo sí y que por ende, debia hacerle honor.

El bosnio no sabe que, tantos años despues, no me he graduado.
Ni mucho menos, que he renunciado a hacerlo.

Ser & ejercer

Contrariando a los médicos, abogados y a los fisicoculturistas, yo no quería definirme a través de mi oficio. (al menos, no de este, que me gusta y me entusiasma, pero que no me representa).
Me pongo las gafas, asumo el modo proletario y vendo mis horas igualito a como la vecina boliviana ofrece baratito el ajo! en la esquina.
Me quito las gafas, me salgo del papel.
Yo no soy eso, soy mucho mas que eso.

Cuando días atrás, el Capo Capone me cita para una charla informal, le escucho decir:
Yo no soy Capo Capone, yo sólo trabajo de Capo Capone; yo soy mas que esto.
sonrío con sonrisa ancha de muchos dientes, asiento con la cabeza y me pongo muy contenta de encontrar a otro despistado que ya pasó antes por este camino.

5.4.09

Vidas posibles

Si la reencarnación existe, en la próxima vuelta quiero ser un gato doméstico, que duerma al sol, no haga nada para ganarse el sustento y le acaricien el lomo tan solo por ser suavecito.
En la siguiente, si tengo que ser humano otra vez, quiero ser una persona simple.
De esas que festejan los chistes fáciles, les caen bien los asados entre compañeros de trabajo y disfrutan a lo loco en los casamientos.
Esa gente que es alegre sin motivos, que no se plantea demasiado las cosas, o mas bien, que aceptan las reglas del juego como se presenta y punto.
Un cóctel entre inocencia y estupidez, decorado con unas grageas de liviandad.
Ser una persona sin malicia, con aspiraciones estandares y un buffer pequeñito.
Que use muchas vocales juntas para demostrar entusiasmo y que no ahorre en signitos de exclamación. Que se regodee en cualquier cliché romántico.

A los que ya están cursando esa experiencia, que sepan que la amargura que irradio radica en la mas profunda de las envidias.

Lazos de sangre

2.4.09

Tránsito lento

Vivir en una urbe tiene sus pro y sus contras.
Cruzar la ciudad de lado a lado, en cualquier medio de transporte, se convierte en una odisea.
asumir la realidad, si.
resignarme, no.
Cual es el impedimento para no regalar bicicletas a la población, tantas como para que robarlas no sea una tentación para nadie?
Me siento muy tonta adentro de mi cubículo, conduciendo en caravana.
Quien es el cretino que se quedo con las 3 horas de mi dia que pasé en trance?

Aprieto los dientes a la par que los frenos, contengo la furia y anoto uno más en mi lista de deseos: trabajar los suficientemente cerca como para llegar pedaleando.
Lo elevo a la enésima potencia y formulo: bien podría trabajar unas horitas nomás, por la mañana.
Recalculo: en verdad, sería genial no trabajar.

Y llego tarde.

1.4.09

Deme dos!

Ya que vino la muerte y se le dio por jugar en el patio de los ex-presidentes, podría cantarle piedra libre al gran hijo de puta y hacernos un favor.

Digo, de pronto, me parece.


oh! perdon! me corrí del tono neutro que tiene este espacio.
Retomamos la transmisión.

Insomnia

El besito de las buenas noches, el apachuchamiento con las cobijas, la oscuridad total y los ruidos de la casa.
En ese orden se presentaban las cosas, cuando andaba por los 9-11 años.
Y entonces sobrevenían los pensamientos recurrentes que no me dejaban dormir.

Uno era: si pongo un vaso de agua fria al aire libre, comenzará a perder frío. Pero hasta cuando? Que temperatura máxima alcanzará? Por que no sigue hasta hervir?
Alguna noche de esas deduje el concepto de temperatura ambiente, y que era ésa la temperatura a la que tendería el agua de aquel vaso. Eureka.

La otra cuestión era un poco más compleja.
Pensaba yo: si un comerciante vende 1 caja a $10, gana $10. Pero si vende 2 a $8, gana $16. Ok, no es lo mismo, pierde un poco. Pero si tiene la caja en el estante y se le llena de polvo y no gana nada, porque no la vende más barato? El gana igual. Nosotros pagamos menos. Ganamos todos.
Me comía la cabeza pensando cual era la falla de mi teoría (si no estaba implementado en la vida real, evidentemente tenía que haber un error).
Sin duda, los bolsones de 10 paquetes de fideos partidos que mi madre conseguía de oferta en el mercado central hacían mella en mi mente infantil.
(Los fideos moños con manteca tienen, para mi, gusto a hiperinflación.)

Pasan varios años. Me crecen las tetas, coqueteo con muchachos, empiezo una carrera universitaria, no, mejor esta otra, no, esta no, mejor vuelvo a la anterior, y en una clase de economía el círculo se cierra.
El profesor explica el concepto de dumping y la niña insomne sonríe a través de mi boca.
Eureka.