19.8.09

Postales de Israel

Se acerca El Extranjero y me habla de números, de datos, de estadísticas.
En un instante, en una frase, dice Israel, como al pasar.
Lo atajo y redirecciono la charla a algo que verdaderamente me interesa: Viviste ahi?
Se acomoda en la silla, tira un poco el culo pa'lante y empieza.
Me doy cuenta que nada más en mi mundo tiene sentido en ese momento que prestarle atención y yo también me acomodo, ignorando el monitor que me convoca.
Me habla ahora de paisajes, de desiertos, de piedras blancas.
"en ese lugar hay algo, tia. No en vano se pelean todos por ese pedazo de tierra."
Y me cuenta de la milicia, de la paradójica sensación de paz extrema a pesar de saberse permanente blanco de bombas y misiles, de las mujeres, de los hombres, de los niños.
"y vas allí y te dicen "en ese hoyo estuvo clavada la cruz" y tu sabes que es la gilipollez más grande, pero te lo crees y vas y metes la mano en el hoyo".
Gesticula y me hace subir y bajar por escaleras que llevan a ciudades viejas y a pasiones nuevas.
"Y desde esa tarima se fue el profeta a los cielos, dicen" señalando la impresora, que no sabe de credos.
Y las playas de Tel Aviv, y el mediterráneo y el Mar Rojo.
"y aqui estuvo antes que lo trincaran"
Se extiende ahondando en detalles, alentado por mi interés creciente.
Y relata las fiestas por la noche pegado al muro de los lamentos "pero eso no sale en la television"-aclara- donde la gente goza, se emociona, reza, se amontona.
Me cuenta, feliz, de sus viernes de after office y el auto estacionado allá lejos, donde el cementerio.
"haz ido tu ya? Pues si no lo haz hecho, ponte a juntar dinero."
Me olvido de mi fastidio por una planilla interminable que me espera y la hora y las ganas de irme a casa.
Para cuando me dice "Si algun dia me pierdo, buscadme en Jerusalem", yo ya estoy haciendo el check-in mental, a pesar de que sea martes y afuera esté lloviendo.

No hay comentarios: