13.8.09

bubble

Almorzando con mis compañeros de trabajo tomé conciencia de la expansión de mi burbuja.
Mi único contacto con el mundo *real* (las noticias, el mundo) son 40 minutos de radio por las mañanas, mientras manejo.
Y encima, la mayor parte del tiempo se habla de futbol, que no me interesa un ápice.
La música es buena, si.
Ellos hablaban consternados de asesinatos, robos, inseguridad, decadencia, negociados, mafias.
Yo, callada, empujaba la salsa con el pan.
Dejé la televisión hace rato y hace tiempo que quite los periódicos de mis lectores de noticias.
Quizá exageré con esto del insight, pero la verdad, en esa conversación paranoica, me alegré de no tener qué decir.

1 comentario:

Kesdra dijo...

Respecto a las entradas anteriores, muy agudas, me encanta la del trabajo practico ^^

Y bueno, pienso que no hace falta estar tan conectado a la "realidad" como nos quieren hacer creer, pues esa realidad muchas veces es la suya y no la nuestra...

Besos