2.4.09

Tránsito lento

Vivir en una urbe tiene sus pro y sus contras.
Cruzar la ciudad de lado a lado, en cualquier medio de transporte, se convierte en una odisea.
asumir la realidad, si.
resignarme, no.
Cual es el impedimento para no regalar bicicletas a la población, tantas como para que robarlas no sea una tentación para nadie?
Me siento muy tonta adentro de mi cubículo, conduciendo en caravana.
Quien es el cretino que se quedo con las 3 horas de mi dia que pasé en trance?

Aprieto los dientes a la par que los frenos, contengo la furia y anoto uno más en mi lista de deseos: trabajar los suficientemente cerca como para llegar pedaleando.
Lo elevo a la enésima potencia y formulo: bien podría trabajar unas horitas nomás, por la mañana.
Recalculo: en verdad, sería genial no trabajar.

Y llego tarde.

2 comentarios:

Dorian dijo...

bahia blanca aùn es un pueblo pero ya empieza a tener esos problemas. Tomar activia no parece solucionar nada. Lo mejor, trabajar en casa. O no vivir en las grandes urbes, si uno tiene aùn esa conciencia de que la vida no deberìa pasàrsela en colas y embotellamientos.
siempre interesantes tus reflexiones.
saludos

laura dijo...

harta. y hoy, miércoles de semana santa, no SE PUEDE CREER.