10.1.09

Postales de Salta

Cuando llegamos a San Antonio de los Cobres, en el norte argentino, el guía nos advirtió sobre la particularidad del lugar donde almorzaríamos: era atendido por sus propios dueños, y todos ellos eran homosexuales.
A casi 4000 metros sobre el nivel del mar, los meseros de ascendencia indígena danzaban entre las mesas de manteles cuadrillé llevando platos y ofreciendo menúes con gestos grandilocuentes de orgullo gay

No hay de qué sorprenderse: en definitiva, la bandera inca y la insignia gay son la misma cosa.

No hay comentarios: