9.12.08

Puntos de vista



Cuando conocí a mi londinense teacher de inglés nos colgamos hablando de países, lugares y experiencias.
Hacía rato que venía rotando por america latina y la amaba.
Alababa el ruido de las calles, el ordenado desorden, la impuntualidad. Encontraba magia en el caos. (que la hay)
Se regodeaba, incluso, en la burocracia administrativa.

Precisamente por lo opuesto, yo idealizaba su continente.
Por el orden de las cosas, por lo previsible, por la puntualidad, por los servicios públicos.

Coincidimos en que, definitivamente, uno anhela lo que no tiene.

No hay comentarios: